Tertulia, una intervención sonora y visual, Nicolás Varchausky y Eduardo Molinari

Este libro reúne reflexiones, testimonios, imágenes, sonidos y documentos gráficos de la experiencia artística Tertulia, una obra transdisciplinaria concebida en 2004.

Tertulia fue una intervención sonora y visual nocturna realizada en el Cementerio de la Recoleta y producida por el V Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA), evento bianual que reúne proyectos de música, teatro y danza, tanto locales como internacionales. En aquella edición del Festival, en el año 2005, se inauguró una nueva sección llamada Proyecto Cruce, dedicada a producir intervenciones artísticas interdisciplinarias en espacios públicos, incluyendo las artes visuales. Algo más de 30 artistas fueron convocados por el Festival para que presentaran propuestas para la nueva sección, de las cuales fueron elegidas solo cuatro para ser producidas, Tertulia entre ellas.

El proyecto propuso una conversación metafórica con nuestros ancestros a partir de la intervención con sonidos e imágenes en 40 sepulturas, tumbas y mausoleos y otros puntos específicos del cementerio pertenecientes, en su mayoría, a figuras históricas, próceres y “héroes” nacionales, personalidades de la cultura y la política, pero también a personajes menos conocidos cuya presencia en el cementerio se volvió parte de su folklore. Tertulia involucró a un equipo de 15 personas entre las cuales había músicos, artistas visuales, escritores, poetas, técnicos, iluminadores, realizadores, historiadores y dramaturgos. Fue producida a lo largo de casi un año e implicó investigaciones en el Archivo General de la Nación, el archivo de ETER (Escuela Terciaria de Estudios Radiofónicos), y en archivos privados y on line.

Cuando el Festival anunció públicamente la propuesta, se inició otra tertulia política, mediática y legal, extramuros, cuyo tono provocó una cobertura masiva en los medios. Vecinos autodenominados “notables” del barrio de Recoleta en conjunto con la Asociación Amigos del Cementerio de la Recoleta presentaron un recurso de amparo que intentó la cancelación del evento, en un claro gesto de censura previa. Luego de una batalla legal, la obra fue reprogramada para los últimos dos días del Festival. Una fuerte tormenta evitó que se pudiera realizar durante la primera jornada, por lo que Tertulia tuvo su estreno y única función la noche del 24 de septiembre de 2005, con una concurrencia masiva de público, estimada en más de 3.000 personas.

Este libro está organizado en dos partes que procuran dar cuenta de esta intensa experiencia estética de arte en contexto que borroneó las fronteras entre arte, historia, memoria y política, poniendo en contacto dos dimensiones: una material, activando la sensibilidad y la percepción de los visitantes pero también un territorio de alto contenido simbólico en el imaginario social; y otra inmaterial, estimulando trabajos de memoria, el desarrollo de pensamiento crítico respecto de la construcción de las narrativas históricas y, finalmente, ejercicios colectivos y situados de imaginación política.

En la primera parte, Más allá, se reúnen textos que describen el proyecto desde sus aspectos estéticos, conceptuales y técnicos (Laberinto polifónico y Caja de herramientas), así como imágenes de la producción y el montaje. Como cierre, presentamos la totalidad del corpus visual desarrollado para ocupar los diversos puntos de intervención en el cementerio (El mazo).

En la segunda parte, Más acá, incluimos reflexiones, testimonios e imágenes que dan cuenta de la experiencia de haber presenciado aquella Tertulia, así como de la controversia, la resistencia y el debate público que generó (Haz de relatos). También contiene textos de carácter más ensayístico escritos a partir de problemáticas generales planteadas por el proyecto (Apariciones), y una última sección en la que se analiza la cobertura que tuvo Tertulia en los medios, acompañada por documentos gráficos tomados de diarios y revistas (Limbo).

Buena parte de los contenidos fueron escritos por integrantes del equipo involucrado directamente en la realización de Tertulia y otros fueron aportados con generosidad y compromiso por espectadores que tuvieron la oportunidad de experimentarla.

El libro  se complementa con un blog (<tertulia.blog.unq.edu.ar>) en el que puede encontrarse una selección de las músicas del proyecto. Los tracks están imbricados entre sí intentando reconstruir un posible recorrido a través del cementerio, en el cual nuestro propio desplazamiento iría hilvanando unos sonidos con otros, una zona con la siguiente.

En la sección El mazo incluimos, en la portada de cada Sincronía, el código QR que vincula con el sitio web en el que pueden reproducirse los tracks correspondientes a cada personaje. En cada portada encontraremos también, cuando corresponde, líneas que agrupan a dos o más personajes en zonas según su cercanía territorial en el cementerio, razón por la cual comparten uno o varios tracks.

Tertulia, finalmente, tuvo una segunda versión, comisionada por el 23º Eurokaz Festival y realizada en el Cementerio Mirogoj de la ciudad de Zagreb, Croacia, entre el 25 y el 28 de junio de 2009. Allí, la pieza desarrolló algunas de las mismas ideas planteadas por el proyecto originalmente, pero en un contexto totalmente diferente, tanto histórico como geográfico, arquitectónico y político, lo cual generó nuevos desafíos para su realización y una versión diferente a la que aquí presentamos, esta vez menos articulada por las biografías de los personajes históricos que allí descansan sino por una estructura territorial y conceptual basada en tres ejes: Estado, Mercado y Guerra.

Tertulia en el Cementerio de la Recoleta fue una experiencia estético-histórica inusual que intentó expandir los territorios concretos de ejercicio de nuestros trabajos de memoria social e inscribir nuevos sonidos y visiones en la configuración de nuestro imaginario colectivo.


 

Sitio provisto por la Universidad Nacional de Quilmes